domingo, 19 de junio de 2016

ESCAPA DE UNA RELACIÓN MEDIOCRE!

No pactes con una situación en la que ninguno de los dos sois felices. No miréis para otro lado. Buscad una solución. No os conforméis.
Cada semana veo en el despacho parejas que pelean, que sufren, que lloran…pero que no se resignan a no ser felices juntos. Son un ejemplo para todos nosotros que hemos decidido buscar la felicidad de la mano de otra persona. 
Si tenéis problemas, no los barráis debajo de la alfombra. ¡Sacudid la alfombra bien y que salte la porquería! Y juntos haced la limpieza a fondo.
Siempre digo que la mayoría de las diferencias de una pareja se resuelven en el sofá de casa, preparando la cena juntos mientras comentamos lo que nos inquieta, dando un paseo, saliendo a tomar algo…y en esas conversaciones fluídas, densas, saldrán los problemas y las soluciones. Eso si, si véis que no cerráis la conversación bien, si véis que os atascáis y no avanzáis o incluso 
retrocedéis, no lo dudes: Pedid ayuda. 
Es mucho lo que está en 
juego: tu felicidad y la suya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada