sábado, 8 de octubre de 2016

TERESA Y LUIS

TERESA Y LUIS
- Para mi es muy difícil hablar de esto. Incluso a nosotros dos a solas nos cuesta hablar de este tema. Luis me ha dicho muchísimas veces que esto no es normal, que así no podemos seguir, que no tiene ningún sentido y la verdad es que creo que tiene razón. Estamos muy distantes en el terreno físico, desde hace meses, muchos meses, en realidad creo que nunca hemos estado cerca como deberíamos. 
- A ver no empecemos a exagerar por favor! Ahora resulta que nunca hemos estado bien! 
- Pues bien del todo no, desde el principio hemos hablado, más bien yo te he dicho, que a mí no me gustaba la forma en la que nos relacionamos en la intimidad. 
- Y hemos mejorado no?
- Algo, pero sigo mal y lo sabes, por eso estamos aquí. Luis se queja de que tenemos muy pocas relaciones sexuales Y ya he dicho al principio que yo estoy de acuerdo con él en que las cosas no son como deberían. Claro que tenemos muy pocas relaciones últimamente poquísimas, pero es que yo le he explicado muchas veces que no puede ser que durante el día yo prácticamente no exista y que llegue la noche y pretenda que me entregue con pasión. 
- Pero como que no existes durante el día!!
- Que no Luis, ni un detalle de cariño, ni una caricia, ni un beso ni un abrazo bien dado... Y ya te he dicho mil veces que necesito esa preparación, y a ti parece que te da igual. Tu a lo tuyo y en cuestión de minutos!
- Como que yo a lo mío? Pero no es lo nuestro? O es que solo me interesa a mi? Esa es la sensación que tengo cuando me encuentro una y otra vez con un muro que eres tú. 
Seguro que se te ocurren muchas cosas que decirles a Luis y a Teresa. Quizás es bueno que cada uno de nosotros reflexionemos un poco en lo que tenemos de Luis o de Teresa. Porque es evidente que el modo de acercarse a la relación sexual es muy distinto en cada uno de los dos y requiere muchas dosis de comprensión mutua y de saberse poner en los zapatos y en las necesidades del otro, de la otra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada